Segundo día

Por la mañana se exploran las calles y los jardines de Kampa de Malá Strana, uno de los barrios más antiguos de Praga. Se toma el funicular de Petřín para disfrutar de las vistas desde el Mirador de la Torre en la cima de Petřín. Desde aquí, se sigue el tranquilo sendero hasta el monasterio de Strahov. Luego se baja por Nerudova, parando en el jardín Wallenstein. Después de reírse con la escultura Proudy hay que regalarse un almuerzo ribereño en el precioso Hergetova Cihelna.

Se cruza el río por el puente Mánes. Se visitan las sinagogas del Museo Judío y se hace una pausa con café y tarta en el soleado balcón del cubista Grand Café Orient.

Hay que pasar por la taquilla del Teatro Nacional y ver si quedan entradas para la ópera o ballet. Antes del espectáculo, se aconseja una comida ligera en el Cafe Louvre, seguida por una copa con clase en el Hemingway Bar o el Tretter’s New York Bar.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Zaanse Schans, Holanda
Semana Santa es una fecha perfecta para celebrar la primavera y escaparse a alguno de estos diez mágicos destinos.
Olena_Z_Shutterstock
Praga, República Checa
Praga, ciudad real por excelencia, destaca por sus imponentes edificios, su famosa cerveza, sus conciertos de música clásica, su relación con la literatura...
Nitin Vyas_Flickr
Berlín, Alemania
Proponemos 10 ciudades para 10 escapadas urbanas definitivas y empaparse de la dosis de acción que solo una gran ciudad puede ofrecer.
Andreas Levers - Flickr