Cómo llegar y salir

Llegada al país

Entrar en Francia desde otros países de la UE suele ser pan comido, ya que no hay controles fronterizos ni de aduanas gracias al acuerdo de Schengen, firmado por todos los vecinos de Francia excepto el Reino Unido y Andorra. Para estos dos territorios aún hay controles de documentacióny aduanas al salir de Francia(o al entrar desde Andorra).

Avión

Aeropuertos y líneas aéreas

Air France (www.airfrance.com), la aerolínea nacional, tiene muchos vuelos nacionales e internacionales a/desde los principales aeropuertos franceses.

Entre los aeropuertos provinciales con vuelos internacionales, sobre todo a/desde otros países de Europa y África del Norte, se incluyen París-Beauvais, Bergerac, Biarritz, Brest, Brive-la-Gaillarde (valle del Dordoña), Caen, Carcasona, Clermont-Ferrand, Deauville, Dinard, Grenoble, La Rochelle, Le Touquet (Côte d’Opale), Limoges, Montpellier, Nimes, Pau, Perpiñán, Poitiers, Rennes, Rodez, St-Étienne, Toulon y Tours.

Charles de Gaulle, París (CDG;01 70 36 39 50; www.aeroportsdeparis.fr)

Orly, París (ORY;01 70 36 39 50; www.aeroportsdeparis.fr)

Burdeos (www.bordeaux.aeroport.fr)

Lille (www.lille.aeroport.fr)

Aeropuerto internacional de Estrasburgo (www.strasbourg.aeroport.fr)

Lyon-St Exupéry (www.lyonaeroports.com)

Marsella-Provenza (Aéroport Marseille-Marignane; MRS;04 42 14 14 14; www.marseille.aeroport.fr)

Nantes Atlantique (www.nantes.aeroport.fr)

Niza-Costa Azul (08 20 42 33 33; www.nice.aeroport.fr; Wifi)

Toulouse-Blagnac (TLS; www.toulouse.aeroport.fr/en)

EuroAirport, Basilea-Mulhouse-Friburgo (MLH o BSL; +33 3 89 90 31 11; www.euroairport.com)

Por tierra

Bicicleta

Transportar una bicicletaa Francia es muy sencillo.

Para llevarla en un tren internacional, véase RailPassenger Info (www.railpassenger.info).

En algunos ferris, los pasajeros de a pie, a veces, pueden llevar la bicicletasin recargo.

Autobús

Eurolines (08 92 89 90 91; www.eurolines.eu), que agrupa a 32 operadores de autobuses de largo recorrido, conecta Francia con ciudades de toda Europa, Marruecos y Rusia. Ofrece descuentos para menores de 26 años y mayores de 60 años. Hay que reservar con antelación, sobre todo en julio y agosto.

Automóvil y motocicleta

En España, el RACE (www.race.es) ofrece información sobre la conducción en Francia.

Cualquier vehículo motorizado extranjero que entre en Francia debe llevar una pegatina o una matrícula que identifique su país de origen.

Tren

Los trenes conectan Francia con casi todos los países de Europa.

  • Para información y reserva de billetes, véase Rail Europe (www.raileurope.com).
  • Una web muy útil y con mucha información sobre viajes en tren es The Manin Seat 61 (www.seat61.com).

Ciertos servicios de tren entre Francia y sus países vecinos se comercializan bajo una serie de nombres comerciales:

Elipsos Lujoso tren-hotel nocturno de París a Madrid y Barcelona; en Francia hay que reservar a través de la SNCF (desde el extranjero +33 8 92 35 35 35, en Francia 36 35; http://en.voyages-sncf.com).

TGV Lyria (Tren de alta velocidad; www.tgv-lyria.fr) A Suiza.

Thalys (las, Ámsterdam y Colonia hasta París (Gare du Nord).

Thello (de París a Milán, Brescia, Verona y Venecia.

Eurail pass

Los bonos de tren salena cuenta si se van a hacer muchos kilómetros.

Disponible solo para la gente que no vive en Europa, el Eurail Pass (aíses, incluida Francia. Los menores de 25 años son los que obtienen más descuentos. Debe validarse en la ventanilla de una estación de trenes antes de iniciar el primer trayecto.

Por mar

Varias empresas ofrecen servicios entre Francia y Gran Bretaña e Italia.

Cómo desplazarse

Conducir es la forma más sencilla de desplazarse por Francia, pero un automóvil puede ser un lastre en los grandes centros urbanos (mucho tráfico y escasez de aparcamiento). También hay que pensar en el precio del combustible y los peajes.

Francia tiene una excelente red de transporte público que llega a todas partes excepto a unas pocas zonas muy rurales. La empresa estatal SNCF gestiona casi todo el transporte terrestre entre départements. El transporte dentro de cada departamento consiste en una combinación de trenes de cercanías y autobuses de SNCF y de empresas locales.

Avión

La red de trenes de alta velocidad de Francia hace que viajar en tren entre algunas ciudades (p. ej. de París a Lyon y Marsella) sea más rápido y sencillo que volar.

Líneas aéreas en Francia

Air France (www.airfrance.com) y sus filiales Hop! (www.hop.com) y Transavia (www.transavia.com) operan casi todos los vuelos nacionales.

Entre las aerolíneas de bajo coste que ofrecen vuelos internos están EasyJet (www.easyjet.com), Twin Jet (www.twinjet.net) y Air Corsica (www.aircorsica.com).

Bicicleta

Francia es un país excelente para moverse en bicicleta, con zonas rurales fabulosas y una amplia red de carreteras secundarias y terciarias relativamente poco transitadas. También, cada vez hay más pistes cyclables (carriles bici; véase Voies Vertes www.voievertes.com) urbanas y rurales.

La ley francesa exige que las bicicletas tengan dos frenos, timbre, un reflector rojo en la parte trasera y reflectores amarillos en los pedales. Al anochecer y cuando haya poca visibilidad hay que encender un faro blanco en la parte delantera y otro rojo en la trasera. Los grupos ciclistas deben circular en fila india al ser adelantados por un vehículo. Está permitido llevar a niños en un remolque adaptado.

Si se quiere volver a ver la bicicleta, nunca hay que dejarla aparcada en la calle por la noche, ni siquiera con candado. Algunos hoteles ofrecen aparcamiento cercado.

Transporte

La compañía estatal SNCF hace todo lo posible para que viajar con la bicicleta resulte fácil; para más información, visítese www.velo.sncf.com.

Sujetas a la disponibilidad de espacio, las bicicletas (sin desmontar) pueden transportarse en casi todos los trenes intrarregionales TERy en la mayoría de los interurbanos de largo recorrido. Según la ruta, transportar una bicicleta en los trenes TER y Corail Intercité puede ser gratis o costar 5 o 10 €. En los trenes TGV, Téoz y Lunéa se exige una tasa de reserva de 10 € que debe realizarse cuando se compra el billete; las reservas se pueden hacer por teléfono (36 35) o en la taquilla de SNCF, pero no por internet.

Las bicicletas parcialmente desmontadas y colocadas en una caja (housse) con unas medidas máximas de 120 x 90 cm pueden transportarse sin coste alguno en los compartimentos de equipaje de los trenes TGV, Téoz, Lunéa y Corail Intercité.

En la zona de París se permiten bicicletas en los trenes Transilien y de RER, excepto de lunes a viernes durante las siguientes horas:

  • 6.30-9.00 en trenes que van a París.
  • 16.30-19.00 en trenes que salen de París.
  • 6.00-9.00 y 16.30-19.00 en las líneas A y B de RER.

Salvo contadas excepciones, no se permite llevar la bicicleta en los metros, tranvías y autobuses locales, intradepartamentales o de SNCF (estos últimos a veces los sustituyen en algunos trayectos).

Alquiler

En muchos pueblos y ciudades de Francia hay como mínimo una tienda de bicicletas que alquila vélos tout terrains (VTT; bicicletas de montaña; aprox. 15 €/día), así como vélos tout chemin (VTC; bicicletas híbridas) y de paseo. Normalmente hay que dejar un documento de identidad y/o un depósito (a menudo 250 € con tarjeta de crédito), que se pierde en caso de daños o robo.

Cada vez hay más ciudades (París, Lyon, Aix-en-Provence, Amiens, Besançon, Bayona, Burdeos, Caen, Clermont-Ferrand, Dijon, La Rochelle, Lille, Marsella, Montpellier, Mulhouse, Nancy, Nantes, Niza, Orleans, Rennes, Ruan, Toulouse, Estrasburgo y Vannes incl.) que cuentan con sistemas automáticos de alquiler de bicicletas, pensados para fomentar su uso como medio de transporte urbano, con estaciones informatizadas de recogida y devolución. En general, primero hay que registrarse con una tarjeta de crédito y a continuación ya se pueden usar las bicicletas sin cargo alguno durante la primera media hora; luego, la tarifa por hora sube rápidamente.

Barco

Hay servicios de barco por toda la costa de Francia y hasta sus islas costeras, así como muchos ferris a/desde Córcega.

Navegación por canales

Transporte y tranquilidad no suelen casar bien, salvo si se alquila una casa flotante y se recorren los canales y ríos navegables de Francia, con paradas cuando se desee para aprovisionarse, cenar en un restaurante o visitar un château local en bicicleta. Las diferencias de nivel se solventan mediante esclusas.

Los barcos suelen tener capacidad para entre 2 y 12 pasajeros y están equipados con camas y cocina. Cualquier persona mayor de 18 años puede pilotar un barco fluvial, pero los que no tengan experiencia deben recibir una corta formación para poder obtener una carte de plaisance (permiso temporal de navegación). El límite de velocidad es de 6 km/h en los canales y 8 km/h en los ríos.

Los precios parten de 650 €/semana por un barco pequeño y fácilmente pueden alcanzar los 3000 €/semana por uno grande de lujo. Excepto en julio y agosto, a menudo se pueden alquilar solo para el fin de semana.

Es imprescindible reservar con antelación durante los períodos de vacaciones, los fines de semana largos, y julio y agosto, sobre todo en el caso de los barcos más grandes.

Agencias de alquiler:

France Afloat (www.francceafloat.com) Especialista en navegación por canales franceses.

H2olidays (www.barginginfrance.com) Hoteles en barcazas, cruceros fluviales y alquiler de barcos.

Worldwide River Cruise (www.worldwide-river-cruise.com) Web que compara precios de alquiler de barcos.

Autobús

Es un medio muy usado para viajes interdepartamentales, sobre todo en zonas rurales con pocas opciones de tren (p. ej. Bretaña y Normandía). Desgraciadamente, los servicios en algunas regiones son lentos y poco frecuentes, en parte porque fueron concebidos para el transporte escolar y no para el transporte de visitantes.

Algunas líneas de tren que no resultaban rentables han sido sustituidas por autobuses de SNCF, que, a diferencia de los autobuses regionales, son gratis si se tiene un bono de tren.

Automóvil y motocicleta

Disponer de vehículo propio da mucha libertad y facilita enormemente las visitas de las zonas más remotas. Según del número de pasajeros, también puede salir más barato que el tren; p. ej., por autopista, el trayecto de 930 km de París a Niza (9½ h) en un automóvil pequeño cuesta unos 75 € en combustible y otros 75 € en peajes, mientras que un billete de ida del TGV en 2ª clase de París a Niza (5½ h) vale entre 45 y 140 €/persona.

En las ciudades, el tráfico y el aparcamiento pueden ser un gran inconveniente. Durante los períodos de vacaciones y los fines de semana largos también suelen producirse atascos por todo el país.

Francia es un país excelente para recorrer en motocicleta, con serpenteantes carreteras en muy buen estado y fabulosos paisajes. Solo hay que asegurarse de contar con ropa impermeable.

Francia, junto con Bélgica, cuenta con la red de carreteras más densa de Europa. Hay cuatro tipos de vías interurbanas:

Autoroutes (empiezan por A) Autopistas de varios carriles, normalmente (excepto cerca de Calais y Lille) de peaje. Suelen tener muchas áreas de descanso.

Routes Nationales (N, RN) Carreteras nacionales. En algunos tramos ambos sentidos están separados por medianas.

Routes Départementales (D) Carreteras comarcales.

Routes Communales (C, V) Pequeñas carreteras rurales.

Para información sobre peajes, áreas de descanso, tráfico y tiempo, visítese la web de la Sociétés d’Autoroutes (www.autoroutes.fr).

Bison Futé (www.bisonfute.gouv.fr) también es una buena fuente de información sobre el tráfico. Los mapas en línea de Via Michelin (www.viamichelin.com) y Mappy ( itinerarios entre dos puntos y calculan el coste de los peajes.

Los robos en automóviles son una lacra en Francia, sobre todo en el sur.

Alquiler

Para alquilar un automóvil, normalmente hay que ser mayor de 21 años, tener el permiso de conducir desde hace más de un año y poseer una tarjeta de crédito internacional. A los menores de 25 años se les suele aplicar un recargo (frais jeune conducteur) de 25-35 €/día.

Las compañías de alquiler proporcionan el seguro obligatorio a terceros, pero cuestiones como el seguro a todo riesgo (CDW o assurance tous risques) varían mucho de una compañía a otra. Al comparar precios y condiciones, lo más importante es comprobar la franchise (franquicia), que para los automóviles pequeños suele ser de unos 600 € por daños y 800 € por robo. Muchas compañías permiten reducir la franquicia a la mitad, o incluso eliminarla, si se paga un suplemento de hasta 20 €/día. Puede que la tarjeta de crédito cubra el seguro a todo riesgo si con ella se paga el alquiler; lo mejor es consultarlo con el emisor de la tarjeta.

Contratar antes de salir de viaje el automóvil de alquiler acostumbra a salir más barato que hacerlo en el destino, pero hay que tener cuidado con las ofertas de las webs que no incluyen el seguro a todo riesgo, pues se podría ser responsable de hasta el 100% del valor del automóvil.

Compañías internacionales de alquiler:

Avis (08 21 23 07 60, desde el extranjero 01 70 99 47 35; www.avis.es)

Budget (08 25 00 35 64; www.budget.es)

EasyCar (08 26 10 73 23; www.easycar.es)

Europcar (08 25 35 83 58; www.europcar.es)

Hertz (01 41 91 95 25, 08 25 86 18 61; www.hertz.es)

Sixt (08 20 00 74 98; www.sixt.es)

Compañías francesasde alquiler:

ADA (08 99 46 46 36; www.ada.fr)

DLM (www.dlm.fr)

France Cars (www.francecars.fr)

Locauto (04 93 07 72 62; www.locauto.fr)

Renault Rent (08 25 10 11 12; www.renault-rent.com)

Rent a Car (08 91 700 200; www.rentacar.fr)

Se pueden encontrar ofertas en internet y a través de compañías como:

Auto Europe (en USA888-223-5555; www.autoeurope.com)

Los automóviles con cambio automático son poco habituales; normalmente hay que reservarlos con mucha antelación y salen más caros que los manuales.

Por motivos del seguro, suele estar prohibido embarcar los automóviles de alquiler en ferris (p. ej., a Córcega).

Todos los automóviles de alquiler registrados en Francia llevan un número distintivo en la matrícula, lo que los hace fácilmente identificables (también para los ladrones). Nunca hay que dejar objetos de valor dentro del vehículo, tampoco en el maletero.

Planes de compra-recompra

Si no se vive en la UE y se necesita un automóvil en Francia (o Europa) para entre 17 días y seis meses (hasta un año en el caso de estudiantes), la opción más barata es ‘comprar’ un automóvil nuevo y luego ‘revenderlo’ al final del viaje. En realidad solo se paga por el número de días que se tendrá el vehículo, ya que gracias a los papeles de “tránsito temporal” (TT) el automóvil figura a nombre del viajero y toda la operación está exenta de impuestos.

Compañías que ofrecen planes de compra-recompra (achat-rachat):

Eurocar TT (www.eurocartt.com)

Peugeot OpenEurope (www.peugeot-openeurope.com)

Renault Eurodrive (www.eurodrive.renault.com)

Solo tienen derecho a esta opción los ciudadanos extracomunitarios (y los comunitarios que residan fuera de la UE). La edad mínima es de18 años (21 en casos). Los precios y las ofertas dependen del país de origen del viajero. Todos los planes incluyen kilometraje ilimitado, asistencia en carretera 24 h y seguro a todo riesgo sin franquicia, por lo que, aunque se haya sufrido algún desperfecto, el automóvil puede devolverse sin problemas.

Es posible ampliar el contrato (hasta un máximo de 165 días) después de haber empezado a usar el automóvil, pero al final se acabará por pagar alrededor del doble de la tarifa diaria abonada por adelantado.

Los automóviles de compra-recompra, que llevan matrículas rojas, pueden recogerse en unas tres docenas de ciudades y aeropuertos de Francia, y devolverse en la agencia que escoja el viajero. Con un recargo, incluso se pueden recoger o devolver en ciertas ciudades fuera de Francia.

Permiso de conducir y documentación

El permiso internacional de conducción, válido solo si va acompañado del permiso de conducir original del viajero, sirve para un año y puede ser expedido en el país de origen del viajero por cualquier asociación automovilística.

Los conductores deben llevar siempre:

  • Pasaporte o carné de identidad de un país de la UE.
  • Permiso de conducir en vigor (permis de conduire; casi todos los extranjeros pueden usarse en Francia durante un año).
  • Documentación de propiedad del vehículo (carte grise).
  • Seguro a terceros (assurance).

Combustible

Precios orientativos del combustible (essence o carburant): 1,28 €/l la gasolina sin plomo 95 (sans plomb 95 o SP95, normalmente surtidor verde) y 1-1,30 €/l el diésel (diesel, gazole o gasoil, normalmente surtidor amarillo). Para comparar precios en todo el país, consúltese www.prix-carburants.gouv.fr.

Los lugares más caros para llenar el depósito (faire le plein) suelen ser las estaciones de servicio de las autopistas, y los más baratos, los hipermercados.

Muchas gasolineras pequeñas cierran los domingos e, incluso en las ciudades, es difícil encontrar alguna atendida por personal a altas horas de la noche. En general, fuera de horas (p. ej., en las gasolineras 24 h totalmente automáticas de los hipermercados) solo se puede pagar con tarjeta de crédito con PIN, y no con efectivo ni con tarjeta de banda magnética.

Seguro

En Francia el seguro a terceros (assurance au tiers) es obligatorio para todos los vehículos, incluidos los procedentes de otros países. Normalmente, los automóviles matriculados y asegurados en otros países europeos pueden circular libremente por Francia, pero es buena idea que el viajero lo consulte con su aseguradora antes de partir para confirmarlo, además de consultar con quién debe contactar en caso de avería o accidente.

En caso de un accidente menor sin heridos, la forma más sencilla de solucionar los trámites con las aseguradoras es rellenar un parte amistoso de accidente (constat aimable d’accident automobile), una forma estandarizada de registrar detalles importantes de lo que ha ocurrido. En los automóviles de alquiler suele adjuntarse con el paquetede documentación de la guantera. El parte debe incluir cualquier información que ayude a demostrar de quién fue la culpa. Si la tuvo el viajero, quizá haya que abonar cierta suma (reembolsable) en concepto de franquicia. No hay que firmar nada que no se entienda perfectamente. Ante cualquier problema, llámese a la policía (17).

Los automóviles matriculados en Francia tienen información sobre su aseguradora impresa en un pequeño cuadrado verde pegado al parabrisas.

Aparcamiento

En los centros urbanos casi todo el aparcamiento en la calle es payant (de pago) entre 9.00 y 19.00 (a veces con una pausa de 12.00 a 14.00) de lunes a sábado, excepto festivos oficiales.

Normas de circulación

En los últimos años se ha endurecido el cumplimiento de las normas de tráfico (véase www.securiteroutiere.gouv.fr). Son habituales las cámaras y los radares de control de velocidad, así como los vehículos camuflados de policía. Las multas por muchas infracciones se entregan in situ y las infracciones graves pueden llevar a la confiscación del vehículo y el permiso de conducir.

Límites de velocidad fuera de las áreas urbanas (excepto que se indique lo contrario):

Carreteras N y D sin mediana 90 km/h (80 km/h con lluvia)

Carreteras con mediana que no sean autopistas 110 km/h (100 km/h con lluvia)

Autopistas 130 km/h (110 km/h con lluvia, 60 km/h con hielo)

Para reducir las emisiones de carbono, en algunas autopistas el límite de velocidad se ha reducido recientemente a 110 km/h.

Si no se indica lo contrario, el límite en todas las zonas urbanas, por muy rurales que parezcan, es de 50 km/h. Hay que reducir hasta 50 km/h cuando se pase por una señal blanca con el borde rojo y el nombre de una población escrito en ella; el límite de velocidad se aplica hasta que se vuelva a pasar por una señal idéntica atravesada por una barra horizontal.

Otras normas de circulación importantes:

  • El límite de alcohol en sangre es del 0,05% (0,5 g/l de sangre), el equivalente a dos copas de vino en un adulto de 75 kg. La policía suele hacer controles aleatorios de alcoholemia. Las sanciones pueden ser muy duras, hasta de cárcel.
  • Todos los pasajeros, incluidos los de los asientos traseros, deben llevar puesto el cinturón de seguridad.
  • Solo se puede usar el móvil con un manos libres o el altavoz.
  • Los detectores de radares, incluso si están apagados, son ilegales; las multas son considerables.
  • Los menores de 10 años no pueden viajar en el asiento delantero (a no ser que los asientos traseros estén ocupados por otros menores de 10 años).
  • Los niños de menos de 13 kg deben viajar en una silla infantil orientada hacia atrás (permitida en el asiento delantero solo para bebés de menos de 9 kg y si el airbag está desactivado).
  • Los niños de hasta 10 años y/o una altura mínima de 140 cm deben usar un alzador o silla apropiados orientados hacia delante.
  • Todo vehículo debe llevar un chaleco reflectante (guardado dentro del vehículo, no en el maletero), un triángulo reflectante y un kit portátil desechable de alcoholemia.
  • Si se va a conducir por zonas con riesgo de nieve, hay que asegurarse de llevar cadenas (chaînes neige), obligatorias por ley allí donde la policía haya colocado las señales pertinentes.
  • En cualquier vehículo motorizado de dos ruedas (excepto bicicletas con motor eléctrico) es obligatorio el uso del casco. No se necesita ningún permiso especial para conducir una motocicleta de menos de 50 cc, motivo por el que los ciclomotores de alquiler suelen ser de 49,9 cc.

Autostop

En general, hacer autostop nunca es completamente seguro y no se recomienda. Los que lo practiquen deben entender que están corriendo un riesgo, por pequeño que sea. Siempre es más seguro viajar en pareja y asegurarse de informar a alguien sobre el destino final. El autostop no forma parte de la cultura gala.

En Francia, hacer autostop en el centro de las ciudades es prácticamente inútil, por lo que lo mejor es tomar un transporte público hasta las afueras. Es ilegal hacer dedo en las autoroutes, pero es posible colocarse cerca de una vía de acceso, siempre que no bloquee el tráfico. Es más fácil hacer autostop en las zonas rurales, pero una vez fuera de las routes nationales suele haber poco tráfico y los trayectos acostumbran a ser cortos. Si el itinerario del viajero incluye una travesía en ferri, vale la pena intentar acoplarse a un vehículo antes de tomar el barco, ya que la tarifa para un vehículo suele incluir a varios pasajeros. Al anochecer, lo mejor es dejarlo y buscar algún sitio para pasar la noche.

Compartir automóvil

Varias organizaciones francesas ofrecen servicio de covoiturage (coche compartido) que pone en contacto a personas que quieren ir a un destino con un conductor que va hasta allí. La más famosa es Allo Stop, donde se paga 3/5/8/10 € por un trayecto de hasta 50/100/150/200 km. También se puede probar con Bla Bla Car (www.blablacar.fr) y, para viajes internacionales, con Karzoo (www.karzoo.eu).

Transporte público

Las ciudades y los pueblos más grandes tienen excelentes sistemas de transporte público. Hay metro en París, Lyon, Marsella, Lille y Toulouse, y modernas líneas de tren ligero en ciudades como Burdeos, Grenoble, Lille, Lyon, Nancy, Nantes, Niza, Reims, Ruan y Estrasburgo, así como en algunas zonas del área metropolitana de París.

Aparte de un billet à l’unité (billete sencillo), se puede comprar un carnet (tarjeta) de 10 billetes o un pass journée (pase de un día).

Taxi

En casi todas las estaciones de trenes hay una parada de taxis. En los pueblos, donde es poco probable que los taxistas encuentren a otro cliente cerca de donde hayan dejado al viajero, un trayecto de ida a menudo cuesta lo mismo que uno de ida y vuelta. Las tarifas son un 30% más caras por la noche, los domingos y los festivos. Los taxis suelen cobrar un suplemento en las estaciones de trenes y los aeropuertos, así como por un cuarto pasajero y/o por las maletas.

Tren

Viajar en tren por Francia es una manera cómoda y sostenible de ver el país. Como en muchas estaciones hay agencias de alquiler de automóviles, resulta sencillo combinar los viajes en tren con la visita de zonas rurales en automóvil.

Junto con el metro de París, la joya de la corona del sistema de transporte público francés es su extensa red ferroviaria, gestionada en su mayor parte por SNCF (Société Nationale des Chemins de fer Français, Compañía Ferroviaria Nacional Francesa; desde el extranjero +33 8 92 35 35 35, en Francia 36 35; http: //en.voyages-sncf.com). Aunque la red ferroviaria cuenta con la tecnología más avanzada, su trazado refleja el centenario centralismo de París: muchas de las principales líneas parten desde París de forma radial, lo que hace que los servicios entre ciudades provinciales situadas en diferentes radios a veces sean lentos y poco frecuentes.

Para información actualizada sobre alteraciones en el servicio (p. ej., a causa de una huelga), véase www.infolignes.com.

Desde su inauguración en la década de 1980, el gran orgullo de SNCF es el TGV (Train à Grande Vitesse; www.tgv.com), que circula a una velocidad de hasta 320 km/h.

Las principales líneas del TGV (o LGV, lignes à grande vitesse; líneas de alta velocidad) se dirigen al norte, este, sureste y suroeste desde París (los trenes usan vías secundarias más lentas para llegar a destinos fuera de la línea principal):

  • TGV Nord, Thalys y Eurostar Conectan París (Gare du Nord) con Arras, Lille, Calais, Bruselas (Bruxelles-Midi), Ámsterdam y Colonia, y, a través del Eurotúnel, con Ashford, Ebbsfleet y Londres (St Pancras).
  • LGV Est Européene (www.lgv-est.com) Conecta París (Gare de l’Est) con Reims, Nancy, Metz, Estrasburgo, Zúrich y Alemania, incluidas Fráncfort y Stuttgart. La vía de alta velocidad solo llega hasta Estrasburgo.
  • TGV Sud-Est y TGV Midi-Méditerranée Conectan París (Gare de Lyon) con el sureste, incluidas Dijon, Lyon, Ginebra, los Alpes, Aviñón, Marsella, Niza y Montpellier.
  • TGV Atlantique Sud-Ouest y TGV Atlantique Ouest Unen París (Gare Montparnasse) con el oeste y el suroeste, incluidas Bretaña (Rennes, Brest, Quimper), Tours, Nantes, Poitiers, La Rochelle, Burdeos, Biarritz y Toulouse.
  • LGV Rhin-Rhône Esta línea de alta velocidad elude completamente París en su apuesta por conectar mejor las provincias. Hay seis servicios diarios entre Estrasburgo y Lyon, muchos de los cuales continúan al sur hasta Marsella o Montpellier.

Las vías del TGV están interconectadas, lo que permite ir directamente de Lyon a Nantes o de Burdeos a Lille sin tener que cambiar de tren en París ni trasladarse entre ninguna de las seis estaciones principales de trenes de París. Entre las paradas de la línea de interconexión, que se extiende al este y al sur de París, se incluyen el aeropuerto Charles de Gaulle y Disneyland Resort Paris.

Los trenes de largo recorrido a veces se dividen en una estación y cada mitad sigue a un destino diferente. Hay que comprobar el panel de destinos del vagón para no acabar muy lejos del destino.

Otros tipos de tren:

Téoz (ables que van al sur desde París (Gare d’Austerlitz) hasta Clermont-Ferrand, Limoges, Cahors, Toulouse, Montpellier, Perpiñán, Marsella y Niza.

TER (Train Express Régional; son TGV a menudo son conocidos como corail, classique o, para servicios interregionales, TER.

Transilien (por París y alrededores.

Billetes y reservas

Las grandes estaciones suelen tener ventanillas separadas para las líneas international, grandes lignes (largo recorrido) y banlieue (cercanías), así como para los trenes a punto de salir (départ immédiat o départ dans l’heure). Casi todas las estaciones de SNCF tienen por lo menos un borne libre-service (terminal de autoservicio) o una billeterie automatique (máquina expendedora de billetes) que acepta tanto efectivo como tarjetas de crédito con PIN.

Con la tarjeta de crédito se pueden comprar billetes por teléfono o en la web de reservas de SNCF, Voyages SNCF (www.voyages-sncf.com). En ambos casos se pueden recibir los billetes por correo (si se dispone de una dirección en Francia) o recogerlos en cualquier taquilla de la SNCF o en las máquinas expendedoras de las estaciones.

Antes de embarcar hay que validar (composter) el billete en una de las máquinas a tal efecto (composteur) amarillas de camino al andén.

Si el viajero se olvida de validar el billete (o no lleva uno), debe buscar al revisor del tren antes de que este le encuentre él y le multe.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Turín, Piamonte, Italia
Best in Travel 2019: los mejores destinos para viajar en 2019 elegidos por Lonely Planet. ¡Descubre las 10 mejores regiones del 2019!
Marco_Saracco_Getty_Images_iStock_Photo
Visitar el Titanic con Blue Marble Private, Terranova, Canadá
Quien crea haberlo visto todo puede refrescar su lista de “cosas que hacer en la vida” con estas 10 nuevas e increíbles propuestas y experiencias que le ofrece el 2018.
www.bluemarbleprivate.com
La Provenza, Francia
Lonely Planet ha elegido la Provenza Top 5 del 'ranking' de los mejores destinos de Europa para viajar en 2018. Aquí te contamos por qué.
sam74100_Getty_Images