Segundo día

Por la mañana se puede pasear por el barrio de St-Anna, con una visita al Jeruzalemkerk y el Volkskundemuseum. Para almorzar, comida de pub y una gueuze (cerveza lambic) en De Windmolen, antes de disfrutar del arte y la arquitectura del Museum Sint-Janshospitaal y sus famosas obras de Memling.

Después, hay que pasear por el Minnewater y tomar un aperitivo en el patio del delicioso De Stoepa antes de una animada cena en L’Estaminet (es preciso reservar) y un espectáculo en la Concertgebouw. El día termina con un paseo a la luz de las lámparas de gas hasta De Republiek para tomar una copa.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Vista de la ciudad de Brujas, Bélgica
Recorrer la encantadora Brujas subidos a una bicicleta para descubrir secretos ocultos tras fachadas medievales y surcar paisajes de suave belleza.