Nuevas tendencias de viaje: los mejores lugares para ver cielos oscuros

Texto por
Megan Eaves, autora de Lonely Planet
Cielo oscuro
Myron_Standret_Alamy_Stock_Photo

Reservas de cielo oscuro, auroras boreales, observatorios y astroexperiencias por el mundo

A medida que el planeta aumenta de habitantes y las ciudades crecen, cada vez hay menos oportunidades para que la humanidad contemple el resto del universo. Por todo el mundo hay viajeros en busca de los últimos cielos sin contaminación lumínica para poder observar las estrellas.

Cielo oscuro en Australia, Vía Láctea

La Vía Láctea desde la  Reserva de  Conservación de Meteoritos de Henbury, Territorio del Norte, Australia © National Geographic Image Collection / Alamy Stock Photo 

 

El camino titilante de la Vía Láctea, un meteorito que cruza el horizonte… Hay algo de primigenio en observar los cielos nocturnos; y nada despierta tanto el espíritu viajero como reflexionar sobre la inmensidad del universo bajo un cielo repleto de constelaciones. Por desgracia, en los últimos años el acceso visual a los cielos nocturnos es cada vez más escaso.

Según las investigaciones del Light Pollution Science and Technology Institute, el 80% de la masa terrestre sufre contaminación lumínica, mientras que para el 99% de la población de Europa y EE UU el cielo palidece ante la iluminación artificial.

 

Cielo oscuro: observación de la Vía Láctea

La observación del Universo atrae a muchos viajeros © m-gucci / Getty Images

 

En el 2001, la International Dark-Sky Association creó un programa para premiar los destinos que preservaran sus cielos oscuros, y desde entonces el astroturismo se ha convertido en una tendencia al alza. En el 2017 casi siete millones de personas viajaron a EE UU para ver el eclipse total de sol, y en el 2019 se realizaron ‘peregrinajes’ parecidos cuando otro eclipse solar oscureció una parte del continente. Gracias a una mayor conciencia sobre el tema y al aumento de las llamadas “reservas de cielo oscuro”, los viajeros pueden combinar el descubrir un lugar nuevo con la observación de las estrellas, ya sea en un circuito, una fiesta o tomando una copa de champán sobre un volcán. Muchos observatorios del mundo se abren al público, algunos de los cuales ofrecen cursos de astronomía y noches de observación de estrellas.

 

Guía Lonely Planet Best in Travel 2019

 

¿Qué nos conmina a complicarnos la vida para observar el universo? “Cien mil generaciones de Homo sapiens antes que nosotros contemplaban la Vía Láctea cada noche”, afirma J. Thomas Beckett, presidente de la junta del Clark Planetarium de Utah. “Está en nuestro ADN, pero un día iluminamos nuestro entorno y la perdimos de vista. Los astroturistas reconectan con algo que tiene un significado muy profundo y primitivo para los humanos”, añade. No importa el modo en que se observe el cielo nocturno, el astroturismo ofrece un vistazo a través de la historia y un importante y fascinante sentido de la perspectiva sobre nuestro lugar en el universo.

 

Reservas de cielo oscuro

Estos espacios, parques y comunidades designados y certificados por la International Dark-Sky Association, son unos de los mejores lugares para ver el cielo sin contaminación lumínica.

 

Cielo oscuro en Flagstaff, Arizona

Reserva de cielo oscuro de Flagstaff, Arizona © Will Alpert / Shutterstock

 

1. Reservas de cielo oscuro en el suroeste de EE UU

El suroeste de EE UU, despejado y seco, tiene un montón de reservas de cielo oscuro, incluidas la primera que se designó, en Natural Bridges, Utah; la ciudad de Flagstaff, en Arizona; el Cosmic Campground de Nuevo México; y el Gran Cañón, que alberga una fiesta de las estrellas anual cada mes de junio.

2. Reserva de cielo oscuro en Japón

El país obtuvo en el 2018 su primera reserva de cielo oscuro oficial: el Parque Nacional Iriomote-Ishigaki, en la prefectura de Okinawa. Con 406 km2, abarca las remotas islas subtropicales de Yaeyama, en la costa sur de Japón, y ofrece la mejor observación de estrellas del país.

3. Reservas de cielo oscuro en el norte de Gran Bretaña

Algunos de los cielos más oscuros de Europa se hallan en las zonas más remotas del norte de Gran Bretaña, como el Parque Nacional de Northumberland y el Kielder Water & Forest Park. Go Stargazing, dirigido por un exvoluntario del Observatorio Kielder, ofrece recomendaciones para ver estrellas y otros eventos en Reino Unido.

 

Auroras boreales y auroras australes

Las auroras boreales y las auroras australes son fenómenos huidizos y bellísimos que solo pueden observarse cerca de los polos del planeta.

 

Cielo oscuro: aurora austral en Nueva Zelanda

Las auroras autrales convierten el cielo en un espectáculo, Nueva Zelanda © Joshua Small-Photographer / Shutterstock

 

1. Auroras boreales en Escandinavia (Noruega, Suecia y Dinamarca)

La mejor época para ver auroras boreales en el Ártico europeo va de septiembre a abril. Se puede elegir un lugar remoto de Escandinavia, donde hay circuitos especializados y alojamientos para admirar este bello fenómeno.

2. Auroras australes en Isla Stewart, Nueva Zelanda

Para contemplar las auroras australes, menos conocidas, se puede ir a esta isla. Según dicen, el nombre maorí de esta isla se debe a las auroras: Rakiura, que significa “cielo encendido”.

 

Observatorios

A menudo situados sobre picos y volcanes en enclaves oscuros con cielos despejados, ofrecen una doble oportunidad para aprender astronomía moderna y ver las estrellas a simple vista.

 

Cielo oscuro: observatorio de Mauna Kea, Hawái

El observatorio de Mauna Kea, Hawái © Michele Falzone / Getty Images

 

1. Observatorio de Mauna Kea, Hawái

El increíble pico hawaiano Mauna Kea (4200 m) alberga el mayor observatorio del mundo de astronomía óptica. Allí los visitantes pueden usar los telescopios y asistir a sesiones de observación de estrellas.

2. Observatorios en las Islas Canarias

Alejadas de la contaminación lumínica de la Europa continental, las Canarias tienen observatorios internacionales en el Teide y en el Roque de los Muchachos, en La Palma, abiertos al público para circuitos guiados y observación de estrellas.

 

Astroexperiencias

Hay experiencias de todo tipo, tanto si se visita un rincón remoto del mundo como si se contempla un evento que solo se ve una vez en la vida o si se miran las estrellas desde un hotel de lujo.

 

Cielo oscuro: domir bajo las estrellas en una yurta en Mongolia

Yurtas bajo las estrellas en el desierto de Mongolia © Dashu Xinganling / Shuttestock

 

1. Circuitos estelares

Astro.Tours ofrece envolventes circuitos de astronomía liderados por científicos y dona un porcentaje de sus ingresos a la investigación. La revista Sky & Telescope ofrece cada año circuitos de plazas limitadas a destinos astronómicos con sus editores y expertos.

2. Yurtas bajo las estrellas

Un viaje a la remota Asia Central o a Mongolia ofrece una aproximación más autónoma a los cielos nocturnos, combinada con la oportunidad de alojarse en una yurta y conectar con la cultura local.

3. Cruceros de observación de estrellas

Gracias a la ausencia de contaminación lumínica, alta mar es un lugar espléndido para ver las estrellas. Hurtigruten ofrece un circuito astronómico con conferencias a bordo. La ruta recorre toda la costa noruega desde Bergen y va más allá del Círculo Polar Ártico. Princess Cruises ofrece noches de observación de estrellas con un astrofísico.

4. Hoteles para ver estrellas

Se puede reservar plaza en un hotel “nocturno” como Elqui Domos en Chile, cuyas habitaciones tienen telescopios y cúpulas para ver el cielo. Baines’ Camp, en Botsuana, ofrece “camas celestes” y “baños de estrellas” en cubiertas al aire libre; y en Escocia, Ackergill Tower tiene una casa en un árbol para ver las estrellas desde la cama.

 

 

Más información para viajeros de turismo estelar:

Lugares para contemplar el cielo

Atrapar auroras boreales en Noruega

Casas rurales bajo las estrellas

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.