Guía para descubrir el auténtico barrio londinense de Notting Hill

Texto por
Johanna Ashby, autora de Lonely Planet
Portobello Road, Notting Hill, Londres, Inglaterra
William_Perugini_Shutterstock

Vivir una experiencia genuinamente londinense

Siempre de moda, Notting Hill es uno de los barrios más icónicos de Londres. Más conocido como cuna del segundo mayor carnaval del mundo (después del de Río) y sede del famoso Portobello Road Market, es también un gran destino para los aficionados a la cultura y para quienes buscan una experiencia auténticamente londinense.

Guía Lonely Planet Londres de cerca

 

A lo largo de las décadas este barrio ha tenido muchas caras, desde las fábricas de ladrillos del s. XIX y la prosperidad de la época victoriana, hasta los suburbios de mediados del s. XX y la migración caribeña. En la actualidad es una zona muy gentrificada, de casas adosadas y jardines privados, que ha sabido conservar una parte del dinamismo de sus raíces obreras.

 

El carnaval de Notting Hill

Cada año el carnaval de Notting Hill atrae a más de un millón de personas dispuestas a divertirse en esta gran celebración de la cultura antillana. Las calles del barrio se llenan de juerguistas disfrazados, bandas de tambores metálicos, equipos de sonido que con música reggae, soca y calipso a todo volumen, y puestos de comida que sirven pollo jerk, arroz con guisantes y curris. Desde sus humildes comienzos en los años cincuenta, este carnaval se ha convertido en uno de los grandes festivales callejeros del mundo y es, de lejos, el mayor evento de su género que existe en Europa.

 

Carnaval de Notting Hill, el icónico barrio de Londres

Los disfraces espectaculares son una parte muy importante del Carnaval de Notting Hill, Londres © Katherine Alexander / Lonely Planet


El carnaval de Notting Hill siempre se celebra el último fin de semana de agosto de domingo a lunes, que es festivo nacional. Las primeras carrozas desfilan el domingo, que es el Día de los Niños y el mejor para disfrutar de la fiesta en familia, ya que la celebración no resulta tan alborotada como la del lunes, el gran día del carnaval.

 

Carnaval de Notting Hill, el barrio icónico de Londres

Las calles de Notting Hill, que suelen estar adormiladas, se llenan de música en época de carnaval, Londres © Bikeworldtravel / Shutterstock

 

La gran fiesta es, pues, el lunes, con la Grand Finale de carrozas y las bandas y bailarines desfilando por las calles de Notting Hill, Ladbroke Grove y Westbourne Park. No se paga entrada, pero conviene llevar dinero encima para comer y beber a lo largo del día. Es buena idea comprobar que se lleva suficiente dinero antes de llegar, ya que los cajeros automáticos suelen vaciarse enseguida.

A menos que se tenga previsto ir muy temprano, lo mejor es evitar las paradas de metro y autobús de la zona del festival, ya que se abarrotan de gente. Las paradas de metro más próximas que funcionan con normalidad son High Street Kensington, Queen’s Park, Paddington y Bayswater.


Los 5 carnavales más singulares de Latinoamérica

 

Curiosear por el Portobello Road Market

Todos los fines de semana del año una multitud de personas recorre el tramo de poco más de 3 km que ocupa el Portobello Road Market. Pintorescas terrazas se alternan entre tiendas de antigüedades, músicos callejeros, pubs históricos y puestos de venta de ropa. Junto a los mercados de antigüedades y moda (son los más concurridos los sábados) están los anticuados y cautivadores mercados de alimentos, con vendedores de frutas y hortalizas que vocean sus ofertas y contribuyen a dar un toque dickensiano a la zona.

 

Notting Hill: antigüedades en Portobello Road Market

Antigüedades en Portobello Road Market, Notting Hill, Londres © I Wei Huang / Shutterstock

 

Hay puestos de comida de toda clase, desde bratswurts y paellas hasta creps y churros. Más allá del centro deportivo Westway, los mercados se vuelven un poco más cutres, pero merece la pena proseguir con el recorrido para continuar observando al personal y admirar la Portobello Wall, de 100 m, que alberga obras de arte encargadas por la administración local.

Si apetece disfrutar de alguna actividad a cubierto, Ginstitute, en la esquina de Portobello Rd con Talbot Rd, ofrece una experiencia que gira en torno a la ginebra, para aprender sobre la historia de esta bebida y elaborar ginebra propia.


Comprar, comer y bailar en 4 mercadillos de Londres

 

De compras en Notting Hill: música, libros y moda

Cerca de Portobello Rd hay tiendas incluso más interesantes. Una visita al pionero de la música alternativa Rough Trade, en Talbot Rd, permite contemplar sus paredes cubiertas de carteles originales y fundas de vinilos, y es una delicia para cualquier amante de la música.

 

Notting Hill: Rough Trade, la icónica tienda de música alternativa

Rough Trade es un buen sitio para dar con ese álbum huidizo, Notting Hill, Londres © Will Jones / Lonely Planet

 

Books for Cooks, en Blenheim Crescent, es como una cueva del tesoro llena de libros de cocina y tiene un café en la parte trasera donde se ofrecen demostraciones culinarias, almuerzos ligeros y té.

Al otro lado de la calle está la diminuta Spice Shop, con más de 2500 plantas aromáticas, especias y condimentos organizados en cajas de lata amarillas coleccionables.

Los fans de la moda deberían pasarse por Westbourne Grove y Ledbury Rd, dos calles llenas de boutiques selectas y de moda infantil, además de una variada selección de tiendas de cadenas francesas, incluidas Sandro y Maje. También merece un vistazo la tienda insignia de tres plantas de Paul Smith, repleta de obras de arte y curiosidades procedentes de la aclamada colección personal del diseñador.

 

Guía Lonely Planet Londres

 

Dónde comer en Notting Hill

Con la excepción de Ledburyun gran destino gastronómico por su inventiva cocina europea moderna y que cuenta con dos estrellas Michelin, los cafés independientes y los restaurantes de barrio dominan Notting Hill.

En la parte baja de Kensington Park Rd se encuentran buenos restaurantes italianos que sirven pizza al horno de leña y pasta, y unos cuantos pubs ofrecen platos clásicos gourmet (como Walmer Castle) y asados de domingo (como Sun in Splendour). Para conseguir mesa en los locales favoritos del barrio, como Granger & Co y 202 London –o E&O si apetece disfrutar de cocina de fusión panasiática y deliciosos cócteles–, hay que reservarla con antelación o armarse de paciencia y hacer cola.

 

Notting Hill: frente al restaurante Walmer Castle

De copas frente al Walmer Castle, Notting Hill, Londres © Onnes / iStock / Getty Images

 

Los fines de semana el mejor sitio para ir a comer es el Acklam Village Market de Portobello Rd: el ambiente es genial, y suele haber música en directo. Los lugareños acostumbran a hacer la compra semanal en el Notting Hill Farmer’s Market (sa, 9.00-13.00), ubicado en un modesto aparcamiento próximo a la parada del metro, donde se venden productos ecológicos, lácteos y de panadería además de pescado y marisco. También es popular Provenance, en Kensington Park Rd, que, además de vender carne de primerísima calidad de crianza ética, ofrece clases para clientes que quieran aprender el arte del corte.

 

Viajar a Londres

 

Notting Hill y la gran pantalla

Las credenciales cinematográficas de Notting Hill son de sobra conocidas como plató al aire libre, y los fans de la película Notting Hill, protagonizada por Hugh Grant y Julia Roberts, pueden visitar algunas de sus localizaciones más memorables. La librería de Grant en la película está inspirada en The Notting Hill Bookshop, situada en el número 13-15 de Blenheim Crescent (ha cambiado de propietario, pero sigue contando con una buena sección de libros de viajes). La pareja da un achispado paseo por Rosmead Gardens, en Rosmead Rd (hay que contemplarlos a través de la verja porque, como en la película, son unos jardines privados), mientras que el número 280 de Westbourne Park Rd alberga la famosa puerta azul de la película; el propietario anterior la había pintado de negro, pero ahora ya vuelve a ser de color azul. El estatus moderno de Notting Hill a finales de los años sesenta quedó reflejado en películas de culto como Un trabajo en Italia y Performance.

 

Notting Hill: cine Electric, Londres

El cine Electric: películas y rosquillas en Notting Hill, Londres © Will Jones / Lonely Planet

 

También hay un par de cines estupendos en la zona. Por un lado está The Gate, especializado en películas independientes y cuyo interior ostenta una decoración asombrosa; y por el otro, el Electric, que ha logrado conservar su encanto vintage durante los últimos 100 años y es uno de los cines más antiguos de Londres. En su vestíbulo se sirven las que quizá sean las rosquillas más originales de Londres (con sabores que incluyen el bourbon de arce y la bergamota), y en el edificio de al lado hay un diner franco-estadounidense con reservados.


Dónde encontrar los mejores ‘diners’ para comer en Nueva York

En Lancaster Rd se halla el curiosísimo Museum of Brands, Packaging and Advertising, que reúne la colección de productos nostálgicos e imágenes publicitarias del historiador Robert Opie. Una visita a este museo es como una clase inesperada sobre la vida cotidiana británica desde la época victoriana hasta las Olimpiadas de Londres del 2012 a través de la lente de productos clásicos como Cadbury’s, Persil y Bovril.

 

Cómo llegar y moverse por Notting Hill

Notting Hill tiene tres estaciones de metro: Ladbroke Grove al norte y Holland Park y Notting Hill Gate (la mejor opción para ir al Portobello Road Market) al sur. Los autobuses que van al barrio son tantos que resulta imposible mencionarlos todos aquí. Los fines de semana, cuando los mercados están en pleno apogeo, el barrio suele estar muy concurrido, y es el mejor momento para visitarlo a pie. Si se visita entre semana, resulta un lugar mucho más tranquilo y la bicicleta es una opción excelente para desplazarse.

 

Más ideas para seguir descubriendo Londres:

48 horas en Londres, la capital a orillas del Támesis

Las 16 mejores experiencias en Londres

Planes gratis para disfrutar de Londres

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.