5 escapadas en coche por España

Cabo de Formentor, Mallorca, Islas Baleares, España

¿Buscando un plan para esta Semana Santa?

Te proponemos 5 rutas en coche alternativas para que disfrutes de los mejores paisajes de nuestro país.

Se acerca la Semana Santa y, con ella, unos días de vacaciones ideales para coger el coche y lanzarse a la carretera a conocer los espectaculares paisajes que esconde España. Para escapar de la rutina y vivir experiencias únicas, cualquier rincón vale, pero como sabemos que es difícil elegir, te proponemos 5 opciones de escapadas en coche por España.

Lo que sí que no vale es cualquier coche. Para disfrutar de aventuras y momentos únicos con toda la seguridad, capacidad y confort, necesitas un coche que esté a la altura de las circunstancias. MINI Countryman es el vehículo perfecto para distancias largas con la versatilidad que necesitas para una escapada de este tipo.

  

1. Rías Altas, Galicia

Ermita de Santa Comba, en el Ferrol

Algunos de los espacios mejor conservados de Galicia y del litoral de la Península se encuentran en las Rías Altas, concretamente entre el Ferrol y Viveiro. Espectaculares cabos y acantilados, playas vírgenes, pueblos marineros y todo el sabor del Atlántico servido en la mesa convierten esta ruta en un destino perfecto para cualquier época del año y también en Semana Santa.

El recorrido bien podría comenzar en el faro de cabo Prior, situado a pocos kilómetros de Ferrol, desde donde se observa un espléndida panorámica sobre el océano. No será el único faro de la ruta. Destacan también el faro de cabo Ortegal, con espectaculares vistas sobre los islotes de Os Aguillóns; el vanguardista faro de Punta Frouxeira, y el faro de Punta de Estaca de Bares. Pero hay otras atalayas en la ruta. Como los acantilados de Loiba, donde se encuentra “el banco más bonito del mundo”, o la misma sierra de A Capelada, que llega al mar como los acantilados más elevados de Europa, con 600 metros de altura. Desde el Mirador Garita de Herbeira hay la mejor perspectiva sobre ellos. 

Será una delicia recorrer en el MINI Countryman las carreteras que llevan a localidades como Cedeira, Ortigueira y Viveiro. Se añadirán al camino las tradicionales balconadas y galerías de la arquitectura tradicional, así como también los mejores mariscos y pescados en restaurantes y tabernas de buen hacer como los restaurantes Nito, Praza do Peixe o mesón Muiño Kilowatio.

 

2. La ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz

 El pueblo de Olvera

Los Pueblos Blancos de Cádiz tienen un nombre tan adecuado como el de la Costa del Sol y son algo más de una docena los que resplandecen en las colinas gaditanas. Arcos de la Frontera es la puerta occidental de la región, un pueblo levantado sobre un promontorio rocoso cuyo nombre hace referencia a haber estado situado en la frontera entre la España cristiana y la musulmana. Después de explorar Arcos dirígete a las colinas. El número de pueblos incluido en la lista "oficial" es de diecinueve, pero la ruta se puede hacer según los gustos personales. Parte de su encanto reside en descubrir las especialidades de cada lugar –aceite en Olvera, cuero en Ubrique, etc.–. 

Hacia el este, Setenil de las Bodegas es el más insólito de todos ellos: no cuelga de un altozano, sino que sus casas más bajas –también blancas– se han edificado sin excavar la roca, cerrando tan solo una pared al exterior ya que es la roca lo que les sirve de techo.

 

3. Mallorca

Far de Formentor

Las costas escarpadas y montañas llenas de curvas cerradas requieren itinerarios tranquilos. Ponte al volante para disfrutar de hermosos viajes en coche y paseos en bicicleta que harán bombear tu corazón. El turismo no veraniego sigue aumentando en Mallorca: su impresionante topografía, monumentos y un floreciente panorama gastronómico merecen una visita a la isla. Y si es en coche, mejor.

 

4. Ruta del vino 

Vista de unos viñedos de esta denominación de origen

La Rioja puede que sea la región vinícola más conocida de España, pero Ribera del Duero puede presumir de contar con algunos de los mejores vinos en cuanto a calidad. Entre los más preciados de esta parte del río Duero están el Vega Sicilia y Dominio de Pingus; y a unos 800 metros de altitud, los vinos crecen a más altitud que en la mayoría de viñedos alpinos. En la web de Ruta del Vino Ribera del Duero (rutadelvinoriberadelduero.es) encuentras información y propuestas para realizar rutas de tapas, de vinos, de castillos, y para alojarse en bodegas de la zona y descubrir lo mejor de los vinos tempranillo.

 

5. Cabo de Gata, Almería 

Unas 50.000 hectáreas de acantilados, salinas, cabos y playas naturales. Un parque natural -casi- virgen al servicio de los viajeros más intrépidos. MINI Countryman es el coche ideal para recorrer sus sinuosas carreteras con vistas a playas blancas.

Probablemente, el mejor paisaje por el que empezar a conocerla son sus impresionantes salinas. Situadas entre la playa de San Miguel y la playa de La Fabriquilla, esta colosal albufera donde predominan juncales y carriles tiene unos moradores de excepción: los flamencos rosas que observan diariamente los atardeceres más hermosos de la provincia.

Cabo de Gata

Aproximadamente treinta minutos en coche separan Las Salinas de otras villas y pueblos irrepetibles: Fernán Pérez es un pequeño pueblo cercano a Las Negras. Durante el año reina la tranquilidad y apenas unas decenas de vecinos habitan el pueblo. A las mejores calas de Cabo de Gata se llega después de un trekking intenso contemplando un paisaje árido pero inolvidable. 

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.