Lo mejor de Israel

Lo mejor de Israel

Los cuatro primeros días se reservan para Jerusalén y alrededores, con un par de jornadas por los callejones del casco antiguo, el Muro de las Lamentaciones y la adyacente Explanada de las Mezquitas/Al-Haram ash-Sharif, y la Vía Dolorosa hasta la iglesia del Santo Sepulcro. Se toman el bañador y las botas para una excursión de un día al Mar Muerto y la fortaleza de Masada. Después, se invierte tres días en el Mediterráneo por la zona de Tel Aviv, que darán para paseos, rutas en bicicleta, playa, buenas comidas y estampas de la zona. Luego, se sube por la costa, vía la romana Cesarea, hasta Haifa, donde se disfruta de las vistas desde lo alto del monte Carmelo y los Jardines Bahaíes, antes de hacer una excursión de un día a la ciudad amurallada de Acre (Akko) y las grutas de Rosh HaNikra. Tras otra jornada en Nazaret, con una cena “de fusión” que dejará un hormigueo en la lengua, se va a Tiberíades a pasar el día por las históricas orillas del mar de Galilea. De vuelta a Jerusalén, se aconseja parar en las ruinas romanas de Beit She’an.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Nazaret, Israel
Selección de Lonely Planet de actividades nuevas para el viajero, y para el mundo entero; hay que estar entre los primeros para poder jactarse de ello.
Fesenko_Shutterstock
El Nilo, Egipto
Destinos extremos que ponen a prueba: desde el rascacielos más alto del planeta hasta el río más largo del mundo pasando por el lugar más frío o caluroso.
Jordi Llompart
Producción de incienso en Mysore, India
Grandes viajes: la ruta del incienso, un viaje mítico entre el sur de Arabia y el Mediterráneo.
mazzzur / Getty Images / iStockphoto